sistemas complejos, árbol sicomoro

El objetivo de la Fundación:
Estudio y aplicación de los Sistemas Complejos

Estamos en una época de enorme confusión, hay muchísima información, muchísimos datos, muchísimas teorías.
Cada vez sabemos menos a qué atenernos, es decir, cuales deben ser los principios que inspiren nuestras decisiones, por tanto, necesitamos recuperar el valor del conocimiento, para fundamentar bien esos principios. Reivindicamos que el conocimiento es importante porque nos permite orientar nuestras vidas.
El conocimiento no es algo estático, es algo dinámico, la humanidad avanza gracias al conocimiento.
Ese proceso acelerado de avanzar en el conocimiento requiere reflexión, requiere método. Esa fué una de las razones por la que me animé a crear esta Fundación: progresar en el conocimiento.
La primera idea fundamental es que hay un tipo de conocimiento que todo el mundo acepta, un conocimiento bien establecido, que es el conocimiento llamado “científico”; cada vez que encendemos la TV, la radio,o cuando utilizamos cualquier aparato, está la ciencia detrás. Gracias a los logros tecnológicos, la ciencia física y química es un conocimiento que todo el mundo acepta como verdadero. Sin embargo, este es un conocimiento incompleto, que no resuelve la pregunta formulada antes, saber a qué atenernos.

Cuando para saber a qué atenernos nos vamos a la filosofía,encontramos que la filosofía se ha quedado vieja con esa sacralización de la razón, que esconde que las hipótesis en la que basan todos tus análisis racionales sean intocables….este dogmatismo de las hipótesis ha producido monstruos (como bien muestran los Caprichos de Goya). Hay una enorme brecha entre las ciencias físicas y la filosofía, esta brecha se puede rellenar de una manera científica mediante la Teoría General de Sistemas.

Ludwig Von Bertalanffy y la Teoría General de Sistemas

La Teoría General de Sistemas es una teoría que nació a mediados del s XX, a raíz de los trabajos de Ludwig Von Bertalanffy, cuando se empezaron a trabajar problemas más complejos que los tradicionales de las ciencias físicas, que son los relacionados con la biología y las ciencias sociales, aunque el mundo de la física está también poblado de ellos. Por ejemplo, problemas relacionados con el comportamiento de las células, con estructuras tan complejas como el cerebro o el por qué de las sociedades y su evolución en la historia.

En el estudio de este tipo de sistemas se observa que el método clásico analítico, consistente en descomponer los problemas por partes, estudiarlos y reconstruir el conjunto, no funcionaba bien, y esto provocó el desarrollo de todo tipo de conceptos alrededor de la Teoría General de Sistemas; en paralelo la idea de sistemas impregnó todo el mundo de la computación , dando origen a la informática, que construyó herramientas con enorme capacidad de cálculo donde se empezaron a realizar nuevos modelos de la realidad sobre ordenadores, que pueden predecir cosas y que son los sistemas informáticos; estos sistemas son algo relativamente joven e insuficientemente estudiados, pero constituyen una herramienta potentísima como puente entre ciencia-filosofía.

Para esto nace Sicomoro. Sicomoro es el acrónimo de Sistema Complejo, pero también es un árbol que en la cultura oriental tiene un significado: El sicomoro es un árbol de los pobres, y subirse a un sicomoro es un gesto de humildad.

Nuestra actitud es que para alcanzar el conocimiento, hay que ser humilde, hay que estar siempre dispuesto a ser corregido por los hechos y por los avances que consiguen los demás.

La idea fundamental en la que nos basamos es el concepto de sistema:
Un sistema no es una colección de cosas, de piezas, el sistema requiere muchas características: los elementos deben de estar conectados, dentro de unos límites, que dividen lo que está dentro y fuera del sistema, que constituye un ecosistema, los sistemas tienen estructura, tienen procesos y tienen una finalidad.

Los sistemas complejos nacen, evolucionan, se desarrollan y mueren, están sujetos a la acción del tiempo y a los principios de la termodinámica (la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma; y la entropía total siempre aumenta).

Los sistemas complejos adaptativos están gestionando todo el tiempo sus riesgos, tomando decisiones en su marco de relación con el ecosistema en el que se desarrolla. Estos sistemas están en permanente equilibrio inestable; como los sistemas quieren pervivir hacen una gestión activa de los riesgos a los que se enfrentan consumiendo energía.

Desarrollo de la epistemología subyacente en la Teoría General de Sistemas

Otra cuestión fundamental es que se hace necesario un desarrollo de la epistemología subyacente en la Teoría General de Sistemas: buscamos una teoría general para estudiar sistemas de todo tipo.

Nuestro objetivo fundamental es desarrollar un nuevo enfoque metodológico, que aporte avances conceptuales tanto en relación al método como a la teoría, pero con una base práctica. Para hacer esto creemos necesario interactuar con las distintas implementaciones de la visión sistémica, de manera que el desarrollo epistemológico sea consistente con la observación de la realidad.

Sicomoro es un árbol: las raíces simbolizan que nos anclamos en la razón para avanzar en el conocimiento de lo real, no es conocimiento esotérico. La ciencia es el tronco de nuestra fundación, nuestras hipótesis son revisables, estamos sujetos a la falsación de esas hipótesis. El enfoque tiene que ser holístico y transversal, la complejidad del mundo en el que nos movemos requiere crear equipos multidisciplinares que permitan crear comprensiones de los sistemas más avanzadas.

Los sistemas son modelizables, la Informática es la herramienta de modelización de los sistemas; así pues podríamos plantear la siguiente metáfora: la Ecuación Diferencial es a la Mecánica de Fluidos lo que los Modelos Informáticos son a la Teoría General de Sistemas.

Buscando saber a que atenernos, queremos poner a la persona en el centro, queremos construir lógicas donde siempre se tenga en cuenta a la persona. Por eso, nuestro logo es una hoja de sicomoro con el dibujo de una persona en el centro.

El objetivo de la Fundación:
Estudio y aplicación de los Sistemas Complejos

Estamos en una época de enorme confusión, hay muchísima información, muchísimos datos, muchísimas teorías.
Cada vez sabemos menos a qué atenernos, es decir, cuales deben ser los principios que inspiren nuestras decisiones, por tanto, necesitamos recuperar el valor del conocimiento, para fundamentar bien esos principios. Reivindicamos que el conocimiento es importante porque nos permite orientar nuestras vidas.

Vivimos en una época de enorme confusión en la que necesitamos recuperar el valor del CONOCIMIENTO

El conocimiento no es algo estático, es algo dinámico, la humanidad avanza gracias al conocimiento.
Ese proceso acelerado de avanzar en el conocimiento requiere reflexión, requiere método. Esa fué una de las razones por la que me animé a crear esta Fundación: progresar en el conocimiento.
La primera idea fundamental es que hay un tipo de conocimiento que todo el mundo acepta, un conocimiento bien establecido, que es el conocimiento llamado “científico”; cada vez que encendemos la TV, la radio,o cuando utilizamos cualquier aparato, está la ciencia detrás. Gracias a los logros tecnológicos, la ciencia física y química es un conocimiento que todo el mundo acepta como verdadero. Sin embargo, este es un conocimiento incompleto, que no resuelve la pregunta formulada antes, saber a qué atenernos.

Existe una brecha entre las ciencias físicas y la filosofía que se puede rellenar de manera científica mediante la TEORIA GENERAL DE SISTEMAS (T.G.S.)

Cuando para saber a qué atenernos nos vamos a la filosofía,encontramos que la filosofía se ha quedado vieja con esa sacralización de la razón, que esconde que las hipótesis en la que basan todos tus análisis racionales sean intocables….este dogmatismo de las hipótesis ha producido monstruos (como bien muestran los Caprichos de Goya). Hay una enorme brecha entre las ciencias físicas y la filosofía, esta brecha se puede rellenar de una manera científica mediante la Teoría General de Sistemas.

Ludwig Von Bertalanffy y la Teoría General de Sistemas

La Teoría General de Sistemas es una teoría que nació a mediados del s XX, a raíz de los trabajos de Ludwig Von Bertalanffy, cuando se empezaron a trabajar problemas más complejos que los tradicionales de las ciencias físicas, que son los relacionados con la biología y las ciencias sociales, aunque el mundo de la física está también poblado de ellos. Por ejemplo, problemas relacionados con el comportamiento de las células, con estructuras tan complejas como el cerebro o el por qué de las sociedades y su evolución en la historia.

La T.G.S. nació cuando se empezaron a trabajar problemas más COMPLEJOS que los tradicionales de las ciencias físicas: los relacionados con la biología y las ciencias sociales

En el estudio de este tipo de sistemas se observa que el método clásico analítico, consistente en descomponer los problemas por partes, estudiarlos y reconstruir el conjunto, no funcionaba bien, y esto provocó el desarrollo de todo tipo de conceptos alrededor de la Teoría General de Sistemas; en paralelo la idea de sistemas impregnó todo el mundo de la computación , dando origen a la informática, que construyó herramientas con enorme capacidad de cálculo donde se empezaron a realizar nuevos modelos de la realidad sobre ordenadores, que pueden predecir cosas y que son los sistemas informáticos; estos sistemas son algo relativamente joven e insuficientemente estudiados, pero constituyen una herramienta potentísima como puente entre ciencia-filosofía.

Para esto nace Sicomoro. Sicomoro es el acrónimo de Sistema Complejo, pero también es un árbol que en la cultura oriental tiene un significado: El sicomoro es un árbol de los pobres, y subirse a un sicomoro es un gesto de humildad.

Nuestra actitud es que para alcanzar el conocimiento, hay que ser humilde, hay que estar siempre dispuesto a ser corregido por los hechos y por los avances que consiguen los demás.

La idea fundamental en la que nos basamos es el concepto de sistema:
Un sistema no es una colección de cosas, de piezas, el sistema requiere muchas características: los elementos deben de estar conectados, dentro de unos límites, que dividen lo que está dentro y fuera del sistema, que constituye un ecosistema, los sistemas tienen estructura, tienen procesos y tienen una finalidad.

Sicomoro nace para superar esta brecha. La idea fundamental en la que nos basamos es el concepto SISTEMA

Los sistemas complejos nacen, evolucionan, se desarrollan y mueren, están sujetos a la acción del tiempo y a los principios de la termodinámica (la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma; y la entropía total siempre aumenta).

Los sistemas complejos adaptativos están gestionando todo el tiempo sus riesgos, tomando decisiones en su marco de relación con el ecosistema en el que se desarrolla. Estos sistemas están en permanente equilibrio inestable; como los sistemas quieren pervivir hacen una gestión activa de los riesgos a los que se enfrentan consumiendo energía.

Desarrollo de la epistemología subyacente en la Teoría General de Sistemas

Otra cuestión fundamental es que se hace necesario un desarrollo de la epistemología subyacente en la Teoría General de Sistemas: buscamos una teoría general para estudiar sistemas de todo tipo.

Nuestro objetivo fundamental es desarrollar un nuevo enfoque metodológico, que aporte avances conceptuales tanto en relación al método como a la teoría, pero con una base práctica. Para hacer esto creemos necesario interactuar con las distintas implementaciones de la visión sistémica, de manera que el desarrollo epistemológico sea consistente con la observación de la realidad.

Al aplicar la T.G.S. al estudio de los distintos aspectos de la realidad, construiremos un nuevo método de conocimiento: una nueva EPISTEMOLOGÍA

Sicomoro es un árbol: las raíces simbolizan que nos anclamos en la razón para avanzar en el conocimiento de lo real, no es conocimiento esotérico. La ciencia es el tronco de nuestra fundación, nuestras hipótesis son revisables, estamos sujetos a la falsación de esas hipótesis. El enfoque tiene que ser holístico y transversal, la complejidad del mundo en el que nos movemos requiere crear equipos multidisciplinares que permitan crear comprensiones de los sistemas más avanzadas.

Los sistemas son modelizables, la Informática es la herramienta de modelización de los sistemas; así pues podríamos plantear la siguiente metáfora: la Ecuación Diferencial es a la Mecánica de Fluidos lo que los Modelos Informáticos son a la Teoría General de Sistemas.

Buscando saber a que atenernos, queremos poner a la persona en el centro, queremos construir lógicas donde siempre se tenga en cuenta a la persona. Por eso, nuestro logo es una hoja de sicomoro con el dibujo de una persona en el centro.

En la Fundación Sicomoro creemos en el ser humano, por eso ponemos en el centro de nuestra actividad a la PERSONA, capaz de equivocarse, aprender de sus errores y rectificar

Vivimos en una época de enorme confusión en la que necesitamos recuperar el valor del CONOCIMIENTO

Existe una brecha entre las ciencias físicas y la filosofía que se puede rellenar de manera científica mediante la TEORIA GENERAL DE SISTEMAS (T.G.S.)

La T.G.S. nació cuando se empezaron a trabajar problemas más COMPLEJOS que los tradicionales de las ciencias físicas: los relacionados con la biología y las ciencias sociales

Sicomoro nace para superar esta brecha. La idea fundamental en la que nos basamos es el concepto SISTEMA

Al aplicar la T.G.S. al estudio de los distintos aspectos de la realidad, construiremos un nuevo método de conocimiento: una nueva EPISTEMOLOGÍA

En la Fundación Sicomoro creemos en el ser humano, por eso ponemos en el centro de nuestra actividad a la PERSONA, capaz de equivocarse, aprender de sus errores y rectificar

[rev_slider alias="intro"]
Estudio y aplicación de los Sistemas Complejos
Scroll Up