Rate this post

Autoorganización y Sistemas Complejos

La autoorganización es una de las características más fascinantes de los sistemas complejos. Es una cualidad que les permita coordinar y sincronizar todos sus procesos de manera autónoma, sin requerir un agente interno que dirija estas actividades o una entidad externa que las asuma.

Si bien esta idea puede sonar fantástica e incluso utópica, cuando estudiamos la realidad nos damos cuenta que muchos procesos que ocurren en ella no cuentan con ningún tipo de control centralizado o una direccionalidad establecida externamente.

Por ejemplo, la dinámica de propagación de los virus, la migración de grandes cantidades de animales y el crecimiento de un bosque…

¿Ocurre lo mismo en el ámbito de las relaciones personales?, ¿podemos apreciar procesos autoorganizados en el interior de las sociedades?,

Hoy, en nuestro espacio de entrevistas, hablamos con Santiago Roel, analista y escritor mexicano que analiza  el fenómeno de la autoorganización en los Sistemas Sociales.  Tras muchos años de investigación para él es claro que la autoorganizaicón está presente en cualquier Sistema Complejo, incluyendo los sistemas sociales.

La aproximación de Santiago no ha sido exclusivamente teórica. Su objetivo, personal y profesional, es ayudar a mejorar algunas de las problemáticas sociales  que afectan a diferentes ciudades y estados mexicanos.  Santiago cree que es posible incidir sobre esta realidad y mejorarla…Pero ¿cómo hacerlo?:

Información la clave de la transformación social

Mediante un proceso de recogida de información sobre  de lo que ocurre en la realidad social de una comunidad, información que luego es analizada, ordenada y, finalmente, devuelta a la comunidad.

Santiago cree que la información  debe estar al alcance de toda la población, razón por la que desarrolló una metodología sencilla y muy gráfica para trasmitirla: El Semáforo.

Consiste en un sencillo código de colores que nos indica la incidencia de la problemática analizada:

  • Rojo, para una situación mala y que requiere soluciones inmediatas.
  • Amarillo, para una situación que sin ser mala, no podemos considerar satisfactoria y por tanto también requiere intervenciones.
  • Verde, para una situación que está bien y en donde nuestros esfuerzos deben ir encaminados a que no se deteriore.

La aplicación de esta metodología en diferentes ciudades y estados mexicanos revela que; una vez se ha proporcionado esta información, la comunidad (el sistema social) comienza a implementar una serie de medidas para solucionar las problemáticas que le afectan.

En concreto, referente al fenómeno de la delincuencia, los lugares donde se ha aplicado el semáforo delictivo han reportado una disminución superior al 30 % en delitos como el robo de automóviles, lesiones personales, violencia intrafamiliar y abusos sexuales a menores de edad.

Un trabajo que podéis conocer con mayor detalle en la página web del proyecto www.semaforo.mx  y en las publicaciones de Santiago Noel.

A continuación, os dejamos el video de la entrevista completa con Santiago Roel.  Para que podáis conocer mejor este proyecto,  que aplica los sistemas complejos para mejorar las  problemáticas sociales que nos afectan a diario.

Esperamos que os guste y os invitamos a hacernos llegar vuestros comentarios, preguntas y reflexiones.

 

 

 

Scroll Up